Portada » Blog » Haz pequeños cambios para obtener nuevos resultados

Haz pequeños cambios para obtener nuevos resultados

  • por
coaching madrid disfruta de tu vida

Mismas acciones conllevan mismos resultados.

¿Cuántas veces has oído “hay que dejar pasar el tiempo” o “el tiempo lo cura todo” o “no hay mal que cien años dure”? Yo lo he oído millones de veces. Estoy de acuerdo en que hay veces que es necesario dejar pasar el tiempo, por ejemplo, en casos de duelo o una separación, pero en otras ocasiones, no estoy de acuerdo.

Imagina que llevas un tiempo bloqueada con algo, un tiempo en el que te sientes infeliz sin un motivo aparente y que te cuesta hacer tus tareas diarias porque no tienes la energía habitual, ¿consideras que hay que dejar pasar el tiempo o será mejor tomar acción para volver a vivir como realmente te mereces? Muchas personas optan por dejar pasar el tiempo y, ¿Qué ocurre en muchas ocasiones? que cuando ya “han llegado a la gota que ha colmado el vaso”, “la montaña” se ha hecho muy grande y volver al punto de equilibrio cuesta más.

En la época en la que yo estuve con ansiedad y muy desmotivada, me repetía frases del tipo, “no entiendo por qué me pasa esto”, “me estoy perdiendo mi vida” “si sigo así eternamente vaya desastre de vida que voy a tener”, e iba dejando pasar los días, los meses e incluso los años sin hacer nada, simplemente, quería que ese malestar que tenía desapareciera para siempre sin ser consciente de que era yo la que tenía que hacer algo.

Hubo un momento en el cual mi cabeza hizo “clic” y me dije que, si otras personas que estaban como yo lo habían superado y ahora eran felices, yo también podía. Tenía que averiguar el motivo por el cual estaba así, tenía que averiguar qué me bloqueaba, que me estaba limitando y necesitaba tener más herramientas para poder cambiar la situación.

Lo primero de lo que me di cuenta es que si seguía haciendo lo mismo no iba a cambiar nada. Y claro, cambiar cosas y hábitos, me daba miedo, no sabía que podía pasar ni suceder, no sabía cómo reaccionaría la gente de mi alrededor, me daba miedo lo desconocido. Por lo que decidí empezar a cambiar cosas poco a poco, para ir saliendo de mi zona de confort de forma progresiva y así el miedo fuera más pequeño.

Te engañaría si te dijera que fue todo fácil y nada más ponerme lo conseguí. Al principio mi mente y mi cuerpo se quejaban, como diciendo “oye, que esto no es lo que haces habitualmente, vuelve a hacer lo de antes”, pero fui fuerte, sabía que sí volvía para atrás y volvía a hacer lo mismo, volvería a estar igual. Hablé con mi familia para decirles que iba a empezar a cambiar cosas porque no podía seguir así, para que me apoyaran y no les extrañara. Mis hijos, que eran pequeños me decían, “Mamá, ¿por qué cenamos ahora en el salón?”, ¡sí, cosas como cambiar el sitio de cenar empecé a hacer, cosas simples que me permitieran ir poco a poco saliendo de mi zona de confort de lo que hacía habitualmente, para que mi mente se empezara a acostumbrar a que yo llevaba las riendas. Necesitaba cambiar cosas y por algo tenía que empezar.

Poco a poco, con un buen asesoramiento y, sobre todo, con fuerza de voluntad por mi parte, conseguí lograr lo que ahora soy.

Cien años para que se pase aquello que te ocurre son muchos años, ¿no crees?

¿Te animas a empezar a cambiar pequeñas cosas para que te conviertas en la persona que realmente quieres ser desde hoy? O, ¿Cuánto tiempo tiene que pasar, y qué tiene que pasar para que empieces a cambiar?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *